El vestido de mi nieta.

Uff! he estado un poco atareada, le he cosido un vestidito a mi nieta, a ver si sé subirlo…. 20160202_000525Bien!!! lo he conseguido.  Todos o casi todos los días aprendo algo nuevo.

Tengo más cositas hechas para mi pequeña, pero las pondré otro día y es posible que también fotografié otras cosas que estoy haciendo, un poco de paciencia. 

Compré hace algunas semanas un prensatelas a una empresa china, me resultaba muy difícil comunicarme con ellos y, no solo por el idioma sino también por el traductor,  no hablo inglés y ellos no lo hacen en español, así  que me apañaba con el traductor de Google… la cosa es que ya no esperaba recibirlo, tampoco me costó tanto y hoy lo he recibido. Tengo que decir que aun no lo he probado (estoy un poco perezosa) Me gusta sentarme a la máquina de coser, por la mañana y esta mañana he estado por la calle, con lo que eso de sentarme, como que no. Pero mañana probaré mi nuevo “ruffler” que ese es el nombre del prensatelas ¿Qué hace?  hace pliegues al coser, estoy pensando en que lo probaré haciendo una cortina para la ventana del baño.

He pedido información para hacer un curso de Corte y Confección en una academia, todavía no me han contestado, espero que lo hagan cuanto antes. La intención que tengo es perfeccionar los conocimientos que poseo, para hacer mejores prendas.

Y por hoy hasta ahí puedo contar Jajaja. 

Reflexiones

Todos sabemos que los propósitos de año nuevo se quedan ahí, que la primera semana ya, casi, se abandonan la mitad y la segunda semana, con la vuelta a la rutina se dejan de lado, prácticamente todos aquellas buenas intenciones de final-primeros de año. 

Pues bien, estamos a 14, y me siento reafirmada en el propósito que tenía sobre la costura, me siento fuerte e inspirada -no sé el tiempo que durara- pero podría decir, que es la primera vez que me pasa. 

El subidon que me ha dado el saber que voy a ser abuela de un niño, es tremendo.  Tanto que estoy algo constipada (todos sabemos el malestar que da y las pocas ganas de nada) y yo dándole vueltas al asunto de coser cosas para mis nietos, la niña, como va al cole, babis y para el chico, como no ha nacido todavía, ropita para cuando venga.

He terminado un peinador, eso que te ponen en las peluquerías para que los pelos no te caigan en la ropa, no sabía por dónde cogerlo y al final ha salido. Es una tela extraña, no llega a ser impermeabilizada como la de los paraguas, pero se le parece mucho, y resbala al coserla, se va por todas partes, pero… ya está, ¡terminado!

Ahora a por el babi. Tengo un montón de proyectos, entre ellos, hacer un curso de corte y confección, porque quiero hacerme ropa, coserme un abrigo (o más, que no es cuestión de despreciar las ganas),  para el próximo invierno, pantalones, blusas , algún que otro vestido, y por supuesto para mis nietos.

Sí aprendo y coso bien, puedo dedicarme profesionalmente a ello, y tener ayuda (económica) para la casa.

Así es la vida.

Sí, así es la vida, hace pocos días estaba como unas castañuelas de contento hoy, en cambio, es todo lo contrario, en medio de cualquier conversación me echo a llorar ¿por qué? Porque la vida es así, ¡dura! Nuestras mascotas han estado siempre (como todos) muy bien, hasta que dejan de estarlo; Lluna (mi pequeña-no por tamaño- que es, era, muy grande) , empezó a sentirse mal durante las fiestas, pensamos que era una indisposición momentánea, pero no, ella estaba gravemente enferma, hace poco la llevamos al veterinario, y después de algunas pruebas y diferentes análisis, nos dio un diagnostico nada halagüeño, más bien al contrario. Se estaba muriendo poco a poco, se apagaba y además con mucho dolor. 

Dolor que ahora, sentimos nosotros por su pérdida, ha sido durante los 10 años que vivió con nosotros la mejor amiga y compañera de juegos que pudiera tener esta familia. Valga esto como homenaje.

¡Te queremos LLuna y no te vamos a olvidar nunca! ¡Descansa en paz!

El regalo de Reyes

Uf!  estoy que no quepo en mí de alegría, os cuento: hace unos días compré por Internet, a una chica que no conocía, unos prensatelas y un estuche para las canillas, como suele ser habitual, tuve que pagar por adelantado y, eso precisamente es lo que me mosqueaba, vamos, que como he dicho y recalco es habitual, pero yo tenía mis reticencias. La cuestión es que Lorena, que así se llama la chica a la que le hice la compra, es extremadamente formal y muy profesional, me dijo: cuando me confirmen el pago, te mando el pedido y en 24 horas lo recibirás. Y así ha sido, el domingo por la tarde hice el pago, ella lo recibió por la noche, me aviso que el lunes salia el paquete y que lo recibiría al día siguiente y, como un clavo, a eso de las 6.30 de la tarde me ha llamado un empleado de correos para entregarme mi “preciado” paquete.

Y es que este año nuevo estoy super motivada para confeccionar y arreglar cosas, ¡ojala! dure mucho y pueda sacar provecho de los prensatelas que he comprado, porque, puedo hacer con ellos muchísimas cosas. Ahora tengo que estudiar para que sirve cada uno de ellos, más o menos lo sé, pero… no está de más dar un repaso.

Seguirá ….

Aprender, aprender…

Hay que ver, a poco que una se fije un poco, todos los días aprende algo. Hoy paseando por el Facebook, he visto que una chica ha compartido un libro interesantísimo, explica como hacer ropa interior femenina. No lo he leído, sólo lo he ojeado por encima, pero…, me ha encantado. Un buen regalo de Reyes.

Y, hablando de aprender, tengo que averiguar “aprender” como poner fotografías o como en el caso de hoy, libros, en el bloc.  Bien, soy novata, ya veré.

Otra cosa, hoy me han regalado un armario (ropero), es antiguo y lo iban a tirar, lo aprovecharé para guardar los patrones y las telas, también los materiales de la máquina de coser. Así, todo agrupado y ordenado, será más fácil de encontrar,. Sólo falta que mi hijo, se decida a montarlo, y después será cosa mía, el limpiarlo y acondicionarlo para el uso que quiero darle!

Parece que 2016, empieza bien y con fuerza, esperemos que no falle. Tengo que confesar que estás navidades han sido las mejores que he pasado en años. No es que hayan sido fastuosas, simplemente mi estado de ánimo. 

Algo sobre mí.

No es mi intención hablar sobre mí, ni sobre los míos, de todos modos creo que debo darme a conocer, mi nombre es Nerea, soy madre de dos hijos, una chica y un chico, además soy abuela de una preciosa niña de 18 meses, y estamos esperando a otro bebé, no sabemos aún el sexo, pero ya le queremos! Sea como sea, le esperamos con ansia. Aunque ya he cumplido los 50 (o alguno más), me siento joven. Y desconozco la razón, nunca me interesé por la costura o dicho de modo genérico por las labores, pero, mi interés en la actualidad se centra en la costura, parezco una esponja, trato de aprender todo aquello que nunca quise, quizás sea que soy abuela, y me gusta hacerle cosas a mi nieta. Hace unos días le hice un babi para el cole (guardería), y ahora estoy buscando modelo para hacerle alguno más. Cuando empiece veré si puedo poner fotografías del modelo, es que en esto, también soy novata, pero parece ser que le estoy cogiendo el gusto a la máquina de coser. Ya iré contando.